¿Alguna vez has definido la palabra “empoderamiento”? A veces la usamos mucho y no sabemos bien de qué trata.

El empoderamiento en el trabajo es ese proceso en el que las personas fortalecen sus habilidades y confianza a fin de lograr un cambio o alcanzar un objetivo. El mismo se puede aplicar a cualquier grupo de individuos. 

Este es el proceso por el cual el equipo está motivado para alcanzar los resultados bajo una visión y liderazgo excepcional. Esto les permite potenciar sus talentos y conocimientos. 

Empoderar un grupo de trabajo es un proceso que requiere inteligencia emocional y mucho conocimiento, ¿nos acompañas a descubrir cómo lograrlo? 

Empoderamiento en el Trabajo: ¿Cómo Funciona?

Empoderar un grupo de trabajo consiste en crear confianza y reconocimiento, a fin de que los colaboradores o trabajadores aprendan a tomar decisiones. Este proceso implica dejar atrás la figura autocrática de jefe y pasar a un líder que inspire y motive a su equipo. 

El empoderamiento en el trabajo es una filosofía cuya instauración en la compañía debe estar a cargo de Recursos Humanos. Y es que antes de dirigirnos a un equipo y comenzar a decir discursos motivacionales, se debe instaurar un primer reglamento en los líderes o altos cargos.

Antes de alinear y acelerar la productividad de un equipo mediante la motivación, necesitamos saber si los líderes con los que contamos están preparados para esta tarea. 

Para alcanzar el empoderamiento de un equipo, estos líderes deben saber lo que sus colaboradores o empleados necesitan.

De esta forma, tienen que estar al tanto de todos aquellos factores empresariales y de convivencia presentes en la organización, que les resultan incómodos o erróneos  a sus empleados. 

El intercambio de comunicación entre líder y empleado es el secreto para aplicar y desarrollar un empoderamiento en el trabajo. Este es el camino para que el equipo logre aumentar sus habilidades, conocimientos, y además, se instaure una filosofía empresarial para el futuro.

Pasos-Para-Empoderar-A-Un-Equipo

Beneficios del Empoderamiento en el Trabajo

El primer beneficio de empoderar un equipo de trabajo está en la productividad que este le otorga a la empresa.

Mediante esta filosofía logramos aumentar la eficiencia de nuestro equipo cuando los motivamos a tener sentido de pertenencia, a creer en sus habilidades y a saber resolver problemas, tomar riesgos y decisiones. 

Sin embargo, además de la productividad, el empoderamiento en el trabajo arrastra consigo los siguientes beneficios:

Motivación del Personal

Un equipo motivado no es solo uno que logre cumplir en tiempo y forma los objetivos, es también uno que afronta los retos con buena actitud y está siempre dispuesto a aprender algo nuevo y a mejorar sus fallas. 

La motivación del personal no está enfocada solo en ofrecer beneficios monetarios, sino en crear un ambiente que les haga sentir que su trabajo y sus ideas son tomadas en cuenta. 

Esto les ayuda a estar más comprometidos con el proyecto y con la organización en general. 

Motivar a tu equipo debe hacerse diariamente y mediante sistemas de recompensas, así como a través del trato respetuoso ya que su motivación creará las bases para un ambiente de trabajo agradable y productivo. 

Confianza y Liderazgo Positivo

Instaurar la confianza y el liderazgo positivo en un equipo de trabajo se logra a través de la comunicación y el ejemplo. Atrás quedaron los jefes que, para potenciar la productividad de un grupo, aplicaban castigos. 

El refuerzo positivo mediante la recompensa es una forma de liderazgo positivo que busca al mismo tiempo, crear confianza en el empleado, haciéndole saber que tiene las capacidades y habilidades para afrontar los retos.

Un colaborador desconfiado no está preparado para tomar decisiones. Esto le hará dudar y divagar a la hora de crear acciones que le permitan alcanzar sus objetivos. La confianza se puede lograr mediante la educación al colaborador y a través del reconocimiento de sus logros y aptitudes.

Creatividad y Sentido de Pertenencia

Hay una cita que se le adjudica a Einstein que dice “la creatividad es la inteligencia divirtiéndose” y lo cierto es que los procesos creativos son beneficiosos para nuestro estado de ánimo. 

La creatividad aplicada a los grupos de trabajo, nos ayuda a resolver conflictos y también a evitar el estancamiento en actividades rutinarias.

Podemos lograr ejercer la creatividad en el trabajo cuando dejamos a los empleados ofrecer ideas para solucionar problemas o para instaurar nuevos sistemas y procesos. 

El sentido de pertenencia se logra cuando el empleado siente que es tomado en cuenta por la compañía. Si tiene un feedback positivo de sus acciones y siente que la empresa está atenta a sus necesidades,entonces logrará defender los ideales de la misma.

Si este reconocimiento no ocurre, nos enfrentaremos a uno que otro factor negativo. 

Empoderamiento en el Trabajo: Factores que Impactan Negativamente

Es importante que un líder sea preceptivo con su equipo, esto es porque muchas personas no suelen reflejar sus cambios emocionales en su actitud, sino en el cumplimiento de sus tareas en el trabajo o en la concentración que le aplican a ciertas tareas.

Estos cambios de salud y ánimo deben resolverse desde la raíz e intentar solucionarlos de la forma más profesional posible. Cuando hablamos de resolverlos profesionalmente, nos referimos a especialistas que aborden los siguientes temas: 

Salud Mental

La salud mental es tan importante como la física. Así como una persona puede no ser productiva por tener fiebre, pasa lo mismo si está deprimida.

De acuerdo con Freud, tener salud mental es contar con la “recuperación para amar y trabajar” y sin ella una persona no tiene cómo avanzar o mejorar.

La falta de salud mental no es estar triste y llorar constantemente, a veces se evidencia en el trabajo en elementos como: desorganización, conflictos constantes entre compañeros, imposibilidad de cumplir objetivos, de ser puntual entre otras actitudes que son pasadas por alto como problemas de salud mental.

La salud mental en el trabajo se ve afectada (o es causada) por el estrés que suele generar la carga laboral en algunos empleados. En el Reino Unido, por ejemplo, se tiene constancia que antes de la pandemia, la ausencia por enfermedades mentales le costaba al estado 600.000 Euros en su PIB. 

Toda empresa debe estar consciente y preparada para mejorar la salud mental de sus trabajadores. Es importante saber que este es un factor individual y que los síntomas no son iguales así como sus diagnósticos.

Algunas compañías cuentan con obras sociales que cubren psicología o psiquiatría. Otras tienen un psicólogo en la nómina.

Salud Física

La salud física genera ausencias y también falta de productividad. Al igual que la salud mental, puede estar siendo afectada por el ambiente laboral.

Así que para tratarla es importante que veamos las condiciones en las que trabajan nuestros empleados, así como tener siempre disponible una buena cantidad de días libres y descanso.

Algunos países están aplicando jornadas laborales de 4 días, por ejemplo, porque representa un beneficio para la salud física de sus empleados. Y es que el descanso adecuado es el secreto para elevar la productividad. 

Los empleados deben contar con el derecho a poder tener días para hacerse chequeos médicos y así poder tener óptima su condición física.

Es importante que se les motive a estar sanos; cada vez más empresas que tienen cafetería, por ejemplo, ofrecen un menú saludable  y algunas les dan membresías de gimnasio a sus empleados.

Asuntos Empresariales

Algunas deficiencias de la empresa pueden desmotivar y afectar directamente el desempeño de un empleado, tal es el caso de: 

  • Desorganización y falta de comunicación
  • Ambiente laboral hostil 
  • Departamento de Recursos Humanos casi ausente
  • Políticas empresariales que no velan por la seguridad de los trabajadores 

Empoderamiento en el Trabajo: Aumenta el Rendimiento del Personal

Cómo-Lograr-El-Empoderamiento-Empresarial

A través de la motivación, la comunicación y el trabajo en equipo, podemos reforzar el empoderamiento del personal.

Esta es una labor del líder y el mismo/a debe contar con ciertas herramientas o pasos para alcanzar dicho empoderamiento, entre esas acciones que el líder debe implementar están: 

Demostrar a tus Empleados que su Voz es Escuchada

Quien nota primero las fallas de una empresa es el empleado. Así que son ellos los que tienen las mejores ideas para mejorar y avanzar.

Es importante darles una voz, ya sea a través de encuestas o de reuniones pensadas para esto. 

Así podemos saber qué piensan y hacerles entender que la empresa se preocupa activamente por ellos. Cuando no le damos una plataforma o la oportunidad para expresarse, comienzan a crearse problemas comunicacionales y de motivación.

Esto no solo influye en la productividad del grupo, sino que también deja una imagen negativa a futuros empleados. 

Brindar Apoyo para el Desarrollo Personal y Profesional

Son cada vez más las empresas que promueven la capacitación constante en su equipo. Ya sea ofreciendo cursos académicos a sus empleados así como charlas motivacionales y de empoderamiento. 

Este apoyo debe ser parte de la filosofía y de la cultura empresarial, ya que solo de esta forma podrá ser aplicado constantemente. Es importante que todas las acciones enfocadas en el desarrollo personal y profesional puedan ser medibles a través del desenvolvimiento de un empleado.

Reconocer Pequeños Y Grandes Logros

El reconocimiento del cumplimiento de objetivos es uno de los pasos fundamentales para tener un equipo motivado.

El ser humano aprende mediante la recompensa y si luego de un trabajo duro no tenemos un beneficio hay pocas probabilidades de que volvamos a intentarlo. 

Acá debemos ser más creativos y hay que siempre otorgar bonos por cumplimiento de objetivos e incluso, algunas empresas suelen dar días libres o acceso a eventos pagos, días de spa y otras actividades recreativas a costo de la empresa para que el empleado tenga un momento de descanso.

Conclusión

La labor de un líder se ve en la motivación de su equipo y en la confianza que sus colaboradores tienen en sí mismo. El proceso de empoderamiento en el trabajo es una filosofía que trabaja en dos escalas: la individual y la personal.

Tenemos que forjar el respeto y motivación como grupo y también estar atentos a las opiniones, necesidades y condiciones de cada uno de nuestros empleados.

Esta atención constante en nuestro equipo es lo que nos asegura el éxito en la productividad, la retención de talento y el desarrollo como empresa.

Las empresas son las personas, así que su bienestar debe ser el objetivo principal de las mismas, solo a través de esto se alcanzan las metas.

X