El Design Thinking es una disciplina que puede sonar nueva para muchos pero ya viene siendo estructurada desde los años 70.

Comenzó como una teoría en la Universidad de Stanford y se convirtió en una práctica cuando el profesor Tim Brown (educador de la Facultad de Ingeniería) lo popularizó mediante una publicación en el Harvard Business Review. 

En sus palabras, Brown define el Design Thinking como la “disciplina que usa la sensibilidad y métodos de los diseñadores para hacer coincidir las necesidades de las personas con lo que es tecnológicamente factible y con lo que una estrategia viable de negocios puede convertir en valor para el cliente, así como en una gran oportunidad para el mercado”.

 Para resumir decimos que el Design Thinking es fomentar la innovación. Se puede aplicar a cualquier departamento de una empresa, pero hoy queremos hacer hincapié en el de Recursos Humanos y cómo se puede implementar esta herramienta para mejorar los procesos y experiencias de nuestros trabajadores.  

Design Thinking en Empresas: Transformación Digital en RRHH

Como ya comentamos el Design Thinking busca innovar y una de las acciones modernas que puede implementar RRHH es la digitalización.

Este cambio es un reto que debe afrontarse con optimismo y determinación, ya que transforma la forma en la que se gestionan los procesos del departamento. Es decir, la tecnología agiliza tareas y eleva la productividad.

Pero, la relación de Recursos Humanos, el Design Thinking y la transformación digital está enfocada en cómo RRHH puede crear estrategias para que las implementaciones digitales y las actualizaciones sean bien aceptadas por sus empleados. 

En sí, el Design Thinking aplicado en Recursos Humanos debe enfocarse en empatizar con los empleados y analizar sus necesidades. Así, el empleado pasa a ser el foco más importante de la empresa. 

Es decir, la transformación digital que trae el Design Thinking a Recursos Humanos es enfocarse más en la creación de experiencias que en la administración de procesos.

Estas experiencias tienen ventajas positivas sobre el empleado y su desempeño. Te invitamos a leerlas en el siguiente párrafo. 

Ventajas de Implementar Design Thinking en Empresas de RRHH

Cuando diseñamos experiencias para nuestros trabajadores desde la perspectiva del Design Thinking debemos enfocarnos en sus  necesidades. Este análisis y la aplicación de estrategias basadas en sus resultados, nos traen ventajas como:

Experiencia Positiva del Trabajador

Muchas empresas enfocan sus estrategias de Design Thinking en aspectos como: mejorar la estructura donde el empleado realiza sus actividades.

Ya sea implementando tecnología que le permita realizar su trabajo de forma eficiente o creando un ambiente físico donde sea cómodo y agradable trabajar. 

Muchas empresas se enfocan también en áreas destinadas a los pequeños descansos y la socialización.

La universidad de Warwick determinó que la productividad de los empleados aumentaba un 20% luego de un break entre compañeros. Sin embargo, es importante mejorar las relaciones entre los empleados así como el lugar donde las llevan a cabo. 

También se puede aplicar estrategias enfocadas en el aprendizaje continuo. Estos planes buscan que el empleado esté en constante capacitación y aprendizaje durante su labor diaria, es decir, implementar el aprendizaje en su entorno laboral. 

Mejora el Clima Laboral

Cómo RRHH Puede Aplicar el Design Thinking

Cuando un empleado se encuentra con una experiencia laboral positiva, comienza a crear un ambiente laboral de la misma polaridad. La implementación de análisis para identificar las necesidades de nuestros empleados y empatizar con ellos, nos ayudan a tener un ambiente más colaborativo

Esto es porque podemos identificar los factores que influyen en la insatisfacción laboral de los empleados. Además,  el buen clima laboral debe ser también trabajo de un líder de departamento, ya que mediante la comunicación e interrelación se puede obtener información más sustanciosa del desempeño laboral. 

Innovación Tecnológica

Conducir a RRHH a la implementación del Design Thinking trae consigo el efecto directo de la implementación de tecnología. Es una necesidad difícil de ignorar y quizá la que más empresas van a tener que cubrir. 

Para aplicar estrategias innovadoras, necesitamos herramientas modernas. Toda tecnología enfocada en mejorar las comunicaciones y acelerar los procesos será un aporte positivo.

Detección Rápida de Fallas

Como empatizamos y analizamos las necesidades de los empleados, estamos también frente a la información de sus fallas y errores. Esto nos permite saber qué tipo de capacitaciones y educación debemos comenzar a aplicar.

Así mismo, ayuda a mejorar el liderazgo porque podemos resolver problemas con mejor eficacia y a tiempo. Logrando que nuestros empleados puedan mejorar sus habilidades, aprender unas nuevas y así poder crecer profesionalmente. 

3 Casos de Éxito de Design Thinking en Empresas

Algunas de las empresas que mejor han sabido implementar el Design Thinking en la experiencia de sus empleados son Nestle, Air Bnb y Procter and Gamble, te comentamos cómo lo hacen para que puedas seguir el ejemplo de alguna de ellas: 

Hacerse un nido

El foco de Nestlé en el Design Thinking está pensando en la educación de su personal, mediante programas de aprendizaje intuitivo. Además, son programas pensados para llevarse a cabo en el contexto laboral del empleador, lo que los hace bastante experimentales y prácticos para quienes los realizan. 

Procter and Gamble (P&G)

Procter and Gamble tiene años implementando las Competencias de Innovación. Estas competencias están pensadas para que todos sus trabajadores piensen como un diseñador. Es una forma de aplicar retos personales y profesionales a los empleados. 

Así es como desarrollan la motivación por aprender y también logran descubrir el potencial de muchos que no se atrevían aún a mostrarlo.

Airbnb

AirBnB pudo salvarse de la quiebra gracias al Design Thinking y por eso decidió aplicarlo no solo en lo comercial sino en su departamento de RRHH.

La prioridad de AirBnB es la experiencia del empleado. Por ello, cambió el nombre de Jefe de Recursos Humanos a Jefe de Experiencias de Empleado. 

Para ellos, todo el foco está en cómo se relacionan sus empleados y el feedback que tienen cada día con la interacción de su entorno laboral. 

Conclusión

Podemos decir que el Design Thinking es el futuro de la gestión de personal en Recursos Humanos. Este es el camino para tener una empresa más empática y analítica no solo con sus empleados, sino también con las carencias que tiene a la hora de satisfacer las necesidades de los mismos. 

El Design Thinking es el camino para tener más retención de talento, mejor clima laboral y un grupo de trabajo innovador, empático y competitivo. Su aplicación debe llevarse  a cabo sin dudar y con mucha planificación. 

X