Dentro de las organizaciones los tipos de estrategias empresariales juegan un papel importante de cara a la planificación que se busca establecer y lo que representa el futuro de la compañía, siendo esto y elemento que rara vez se deja de lado dentro la planificación estratégica.

Al establecer cuales serán el tipo de estrategias y acciones que una empresa tomará se estará dejando por sentado la ruta en la que la compañía buscará alcanzar los objetivos previamente establecidos, he aquí su importancia.

Te invitamos a leer este artículo para conocer de manera más profunda lo que son las estrategias empresariales.  

¿Qué se entiende por estrategia empresarial?

Estrategia Empresarial

Se define por estrategia empresarial a la forma en la que la compañía buscará crear más valor de cara al cliente. Es decir, por medio de esta estrategia establecemos que “tenemos que hacer” y cómo lo “buscamos lograr”.

Al establecer la estrategía a implementar, lo que estamos desarrollando son las acciones puntuales que se pondrán en marcha para generar un resultado concreto, y que por supuesto te estarán acercando al cumplimiento de objetivos.

Generalmente las acciones que comprenden a una estrategia involucra diversos factores como el tema corporativo, la competencia o evaluar qué tan funcional puede ser para el negocio y qué beneficios puede traer para el mismo. 

3 tipos de estrategias empresariales.

estrategias empresariales tipo

Si bien existen diversos tipos de estrategias empresariales, te mencionaremos aquí cuales son las más comunes y en qué consiste cada grupo de estrategias. Cada uno de estos grupos busca dar un resultado a la organización que le permita seguir creciendo.

Una recomendación que generalmente se puede dar a los negocios es que nunca desestimen ninguno de los grupos, sino que al contrario desarrollen estrategias lo más integrales posibles para obtener resultados más certeros. 

Estrategias corporativas.

Dentro del primer grupo de estrategias empresariales nos encontramos con las corporativas. Este primer grupo lo que busca alcanzar es que tu organización no se quede atrás frente a sus competidores y pueda mantener la competencia.

Además, se busca con este tipo de acciones que la imagen y el posicionamiento de la empresa pueda ir creciendo de manera que de cara al público pueda seguir siendo una referencia importante en el sector en el que compite.

En concreto acciones como las alianzas estratégicas, publicidad o acuerdos comerciales con patrocinadores podrían ser consideradas estrategias corporativas ya que buscan reforzar la institucionalidad de la compañía y que su posicionamiento se incremente.

Por último, ten en cuenta que las estrategias corporativas muestran cuál es la forma de pensar de la compañía, es decir, los valores y la cultura que la sostiene. Con esto se busca que no solo el público sino también sus competidores entiendan cómo se diferencian.

Estrategias competitivas.

En segundo lugar tenemos el grupo de las estrategias competitivas, que no es más que un conjunto de acciones que buscan sacar ventaja con respecto a lo que ocurre con nuestra competencia en el mercado en donde competimos.

Estas acciones pueden ser tanto ofensivas como defensivas, y es que al momento de ejecutarlas se busca competir y ganar más espacio de cara a nuestros competidores bien sea mostrando lo que nos hace mejores o defendernos de acciones más “agresivas” desde la competencia.

Principalmente, en este tipo de estrategias se apuesta por la diferenciación y el posicionamiento de la organización y siempre deben buscar hacernos destacar y mostrarnos como una alternativa.

Por último, una manera de lograr esto es creando un valor que te haga único, y si, tiene que ser algo que por supuesto no esté haciendo tu competencia y que el público sienta que realmente le está aportando algo significativo para que puedan conectar contigo.

Estrategias funcionales.

Como tercer tipo de estrategias tenemos las enfocadas en la funcionalidad de la empresa. Este grupo de estrategias se enfoca en la manera en la que la compañía debe hacer cada uno de sus procesos, es decir, se enfocan en la productividad de la organización.

Específicamente se trabajan factores como la eficiencia en cada una de las tareas, la manera en la que están siendo gestionados los recursos de la organización o de qué forma la empresa puede incrementar sus resultados en menor tiempo.

Generalmente al momento de establecer y trabajar las estrategias funcionales se hace desde los departamentos de recursos humanos, procuras y ventas, o desde el área de operaciones de la compañía.

A partir del factor que debe ser “funcional” lleva implícito un factor de practicismo y elementos como el tiempo y la eficiencia son factores determinantes. Además, considera que al buscar un incremento en la productividad cada cierto tiempo estas estrategias necesitan ser renovadas.

Conclusión

Sin lugar a dudas, el enfoque estratégico de tu compañía es uno de los pilares fundamentales para seguir creciendo de forma integral mientras se cumplen las metas fijadas por parte de la organización.

Para cualquier compañía que busca ganar espacio de cara a su competencia, implementar acciones integrales y que permitan abarcar diferentes áreas para poder destacar es necesario considerar los 3 tipos de estrategias que hemos presentado en el artículo de hoy.

Recuerda que cada uno responde a una necesidad puntual y están sujetos a elementos y situaciones en las que se puede encontrar la compañía. Al darle su importancia a cada tipo de estrategia se verán resultados más duraderos en el tiempo para la organización. 

X