La cultura organizacional es un concepto clave en los negocios que ha venido ganando importancia en los últimos años.

Con el auge de la tecnología, las distintas generaciones que pueden trabajar en una empresa (millennials, Generación Z, Centennials, etc.) y un sin fin de factores, la necesidad de tener una identidad de empresa clara y unas normas de juego definidas es inminente.

Es por esto que hoy hablaremos sobre la Cultura Organizacional de las empresas, qué es por qué es importante.

Cultura Organizacional: Concepto

Según Edgar Shein, un importante autor e investigador de la Cultura Empresarial la define como:

“Un modelo de presunciones básicas, inventadas, descubiertas o desarrolladas, por un grupo dado al ir aprendiendo a enfrentarse con sus problemas de adaptación externa e integración interna, que hayan ejercido la suficiente influencia como para ser consideradas válidas y, en consecuencia, ser enseñadas a los nuevos miembros como el modo correcto de percibir, pensar y sentir esos problemas”.

Es decir, este concepto trata de delimitar las creencias, hábitos, conductas, actitudes, tradiciones, experiencias y valores de una organización. Es la base de la empresa.

El objetivo principal de la cultura organizacional es marcar pautas sobre cómo las empresa espera, y desea, que interactúen los colaboradores.

Importancia de la Cultura Organizacional en la Empresa

Es evidente la cantidad de beneficios que puede tener una empresa cuando tiene bien definida su cultura organizacional.

Pero la importancia de tenerla radica, básicamente, en el conocimiento de la empresa. Que todos los miembros de la organización puedan responder el cómo y el por qué se hacen las cosas de determinada manera.

Es una forma de marcar pautas y formas de actuar a todos los colaboradores de la empresa, ante cualquier situación que se presente. Se refiere a un conocimiento más profundo de la organización.

Elementos de la Cultura Organizacional

Según el destacado autor, Edgar Shein, existen 3 elementos dentro de la cultura organizacional de una empresa: los artefactos, los valores compartidos y los presupuestos.

Los Artefactos

Se refiere a los elementos que son más fáciles de identificar y reconocer por las personas.

Estos elementos son el logotipo de la empresa, los colores, el mobiliario, el código de vestimenta, los procesos, la arquitectura, etc. Es todo lo visible dentro de la organización que lo identifica y diferencia del resto.

Valores Adoptados

Este elemento habla sobre los valores de la empresa. La estrategia, y roles de conducta.

¿Cómo la empresa logra expresar los objetivos y estrategias de manera interna y de manera externa?

Suposiciones

Según Schein, las suposiciones se refieren a distintos ámbitos, los que tienen un alto nivel de profundidad.

Según Carlos Días Lastreto, “uno de los aspectos que tiene la cultura es la presunción sobre el tiempo y como la cultura puede estar orientada hacia el pasado, el presente o el futuro y a su vez como concibe los ciclos temporales: cortos o largos”.

Y tú, ¿Ya tienes delimitada la cultura organizacional de tu empresa?

Claves de la cultura organizacional

Estrategias para fomentar la cultura organizacional

El proceso de fomentar una cultura organizacional exitosa no ocurre de la noche a la mañana. De hecho, siempre será un trabajo en progreso. Dado que la empresa cambia, crece e innova constantemente, su cultura también evolucionará y debe cambiar.

La estructura de una organización es el cuerpo y su cultura es el alma. Es su cualidad, la que la hace única

Otras empresas podrían replicar sus estrategias, productos, tácticas de marketing, enfoque de servicio al cliente e innovaciones. Pero su cultura es lo que impulsa todas estas cosas con propósito y corazón, le permite destacarse entre la competencia y ser diferente e irrepetible.

Para fomentarla debes saber cómo quieres que tus empleados se sientan y piensen en la empresa. A partir de ahí, es cuestión de dedicar tiempo a construir una cultura inspiradora y motivadora, confiar en que los empleados harán lo correcto, verlos prosperar y llevar la empresa a niveles más altos.

A continuación te detallamos algunos consejos para desarrollar la cultura organizacional en la empresa.

Definir el valor de la empresa

Determina y establece los valores de tu empresa. Verifica que se alineen con las mejores partes de la cultura existente y sean procesables.

Una cultura corporativa sólida se deriva de un conjunto de valores cuidadosamente definidos que guían todo, desde el comportamiento hasta las decisiones comerciales.

Cuando las empresas tienen problemas con la adopción de valor, a menudo es porque tienen demasiados o porque no son relevantes.

Si acabas de describir estos valores, asegúrate que los líderes de equipo, gerentes, el departamento de recursos humanos y algunos de los empleados con más antigüedad estén involucrados en el proceso.

Ten en cuenta los objetivos comerciales a largo plazo. Los valores que establezcas hoy deberían seguir siendo relevantes cinco años después. Un consejo útil es mantenerlos centrados en las personas. Piensa en cómo quieres que los empleados se traten entre sí.

Crear planes que involucren a todos los colaboradores

Nadie trabaja de manera aislada. Incluso en un entorno de trabajo remoto, los empleados deben poder comunicarse y conectarse entre sí.

Crear planes y oportunidades para que los empleados se conecten e involucren, genera confianza, mejora la cultura de la empresa y aumenta la retención de empleados.

Para fomentar esas relaciones, los gerentes deben convertirlo en una prioridad. Organizar reuniones en equipo y actividades recreativas, por ejemplo.

También pueden fomentar la vinculación a través de acciones más pequeñas, como tomarse el tiempo para charlar con un empleado después del almuerzo y preguntarles, incluso, sobre su vida familiar, de esta forma lograrán ganar más confianza.

Estas actividades muestran que las tareas no relacionadas con el trabajo son igualmente valiosas. Más allá de eso, las reuniones remotas también pueden crear espacios para que los empleados conversen sobre algo más que el trabajo.

Solo asegúrate de que haya límites y que los eventos sean inclusivos. No todos los encuentros deben ser una hora feliz o un evento deportivo. Es importante revisar cómo enmarcar las conexiones de los empleados.

Fomentar la transformación digital

Hoy en día, el crecimiento y la evolución de una organización dependen, en gran medida, de su capacidad para integrar innovaciones tecnológicas.

Para prosperar en estos tiempos cambiantes, una empresa debe adaptarse rápidamente. Su cultura organizacional puede ser el factor determinante de su éxito, permitiendo una rápida adaptación a las nuevas condiciones y animando a los empleados a adoptar nuevas transformaciones digitales.

Para beneficiarse plenamente de estos cambios tecnológicos, las empresas deben esforzarse por integrar a los empleados en su flujo de trabajo digital.

De hecho, no hacerlo puede erosionar su rentabilidad, ya que tanto los consumidores como los empleados se están volviendo completamente autónomos con la aparición de las plataformas digitales.

Al tomar las decisiones más relevantes en cuanto a la transformación digital, una empresa puede capturar fácilmente una participación de mercado mayor que la de sus competidores.

Definir estrategias para el crecimiento profesional de los empleados

Si bien es importante fomentar la comunicación y crear estrategias que involucren a todos, no significa mucho si no conduce a un avance profesional significativo.

La razón más común por la que los empleados abandonan una empresa es por nuevas oportunidades profesionales.

Considera la posibilidad de crear un plan de crecimiento profesional transparente. Haz un gráfico de los pasos que deben seguir los empleados para avanzar en su carrera y haz que sus objetivos formen parte de las discusiones individuales.

Esas pautas también harán que los gerentes sean responsables de a quién están promocionando y por qué.

Cuando las oportunidades de crecimiento profesional son limitadas, brindar a los empleados programas de capacitación también puede ser una excelente manera de indicar que estás invertido en ellos.

Beneficios de la cultura organizacional

Conclusión

La base de una empresa exitosa es un equipo sólido, impulsado por una gran cultura organizacional. Más aún dado el lugar de trabajo moderno de hoy, definido por equipos globales y diversos, la creciente incertidumbre y las tendencias laborales en evolución.

Es por eso que no sorprende que muchas empresas encuentren un desafío crear y mantener la cultura adecuada que sostendría el negocio a largo plazo.

Por lo tanto, este artículo actúa como una fórmula para ayudarlos a avanzar hacia el éxito organizacional. Todo lo que necesitas hacer es crear un entorno (físico o virtual) donde tu equipo pueda prosperar. 

Con estos consejos que te ofrecemos, puedes comenzar a construir la cultura organizacional que tanto deseas en tu empresa. Comienza a imaginar ese lugar de trabajo ideal respaldado por un aprendizaje activo y continuo.

 

X