¿Firma Digital o Firma Electrónica? Esta es una de las primeras preguntas que las personas se hacen a la hora de contratar una plataforma de gestión documental.

La ley vigente sobre Firma Digital 25.506 le da respaldo legal a los documentos electrónicos firmados digital o electrónicamente.

Según esta Ley, se define de la siguiente forma la firma digital:

“Es el resultado de aplicar a un documento digital un procedimiento matemático que requiere información de exclusivo conocimiento del firmante, encontrándose ésta bajo su absoluto control. La firma digital debe ser susceptible de verificación por terceras partes, tal que dicha verificación simultáneamente permita identificar al firmante y detectar cualquier alteración del documento digital posterior a su firma”.

Hoy en día, en Argentina, la firma digital es absolutamente legal y es comparada con la firma de puño y letra, por lo que se usa para firmar recibos de sueldo digitales, comunicaciones oficiales, compra y venta de bienes y mucho más.

Si estás en el proceso de elegir entre la firma digital o electrónica, hoy te traigo 5 motivos por los cuales deberías elegir la primera.

Firma Digital Para tu Empresa: Por qué elegirla

Es 100% legal

Como te mencionaba al principio, la firma digital es completamente legal y está avalada por la Ley vigente.

A pesar de que se ha hecho “un gris” en torno a la interpretación de la ley, es claro el párrafo que menciona que la firma legal, en el caso de Argentina, es la firma digital, aunque la firma electrónica también tenga validez legal.

Beneficio para los colaboradores

La firma digital hoy en día es prácticamente comparable a lo que se conoce como la firma ológrafa o “de puño y letra”.

Su legalidad es tal en Argentina que dársela a los colaboradores para que, de esta forma, firmen sus recibos de sueldo o cualquier comunicación oficial que les envíe la empresa, además representa un beneficio personal.

¿Por qué se percibe como un beneficio adicional? Porque el colaborador también podrá hacer uso de esta firma para la compra o venta de un vehículo, casa, alquiler de departamento o cualquier gestión legal que amerite una firma.

Se rige por el principio de no repudio

Este es uno de los factores más importante que tiene la firma digital: el principio de no repudio.

¿Qué quiere decir esto? Que se invierte la carga de la prueba. Javier Outeiral, CEO de Cardinal, nos explica un poco del tema:

“En el caso de que el firmante desconozca la firma, es responsabilidad de quien la invoca demostrar su validez”.

Es decir, en el caso de la firma digital, si un colaborador desconoce su firma, entonces él deberá ser quién demuestre que alguien más firmó por él.

Mientras que, en el caso de la firma electrónica, si un colaborador desconoce su firma, será la empresa la encargada de demostrar que efectivamente fue el colaborador quien firmó.

Completamente segura

Uno de los beneficios que tiene la firma digital es que es completamente segura.

Esta seguridad la brinda el hecho de que para hacer el enrolamiento del colaborador se hace única y exclusivamente de manera presencial y personal.

Para hacerlo, la persona debe presentar su DNI o pasaporte argentino, su CUIL y sus datos biométricos deben estar en el RenaPer.

En el caso de Humanage, nuestra plataforma de gestión documental, para firma el recibo de sueldo de manera digital, el colaborador deberá hacer estos 4 pasos:

  • Acceder al sistema con su usuario y contraseña
  • Agregar la clave y contraseña para la firma digital que configuró cuando se enroló
  • Verificación por One Time Password (OTP)
  • Ingresar un PIN para poder firmar el recibo

infografía firma digital

¿Ves por qué decimos que es completamente segura?

Se puede usar para todo

Desde el lado del empleador, la firma digital es la misma que se utiliza tanto para los recibos de sueldo como para el Libro de Sueldo Digital.

Debido a que es una firma jurídica, el empleador puede usarla para lo que quiera. Inclusive, para el empleador no existe la opción de firma electrónica, solo firma digital.

Como ves, la firma digital tiene muchísimas ventajas que hacen que sea una opción clara para cualquier empresa.

Si tienes una alta distribución de colaboradores en distintas plantas, centros de gestión, oficinas o ciudades, puedes usar ambas firmas.

Las opciones están allí, solo debes asegurarte de hablar con el área de legales de tu empresa y seguro te dirá que la mejor opción es la firma digital para tu empresa.

X